Nuestra historia

Enoteca Barolo

Hace veinte años, en Madrid, incluso en España, el nombre de Barolo no parecía el mejor reclamo comercial para un negocio de vinos. Aunque reputados internacionalmente, los tintos de esta parte del Piamonte italiano no gozaban de mucha fama en nuestro país. Pero Miguel Prohens creía en su idea.

Él mismo, acompañado de su socio y amigo Ángel Fontes, había visto cómo en las enotecas de los pueblos del Barolo el vino era más que una mercancía que se compra y se vende. En torno a él se organizaban catas, degustaciones y actividades que hacían de cada botella un preciado objeto de ritual.

En noviembre de 2004, esta idea se concretó en una tienda de vinos de la calle Príncipe de Vergara de Madrid que acabó respondiendo al nombre de Enoteca Barolo. Por aquel entonces, su colección rondaba las 800 referencias. Actualmente, son más de 2.500, entre las que destacan etiquetas de todo el mundo.

Filosofía Barolo

Suma de placer y compromiso

A la Enoteca, la clientela va a comprar vino, pero también va a hablar de vinos, a dejarse asesorar y a expresar su opinión sobre lo que le gusta. Por supuesto, el programa de catas y actividades, con descorche de botellas únicas, continúa con la pujanza del principio. La suma de placer y compromiso a la hora de recomendar la mejor botella para el mejor momento también sigue siendo la ilusión de cada día.

Nuestro equipo

Años de expertise a tu servicio

Miguel Prohens

De padre mallorquín y madre menorquina, nació y estudió en Madrid, completando su formación como economista en Estados Unidos (Indiana University), país al que regresaría para trabajar en 1998, aunque esta vez en Nueva York. Una estancia profesional en Milán, recién comenzado el siglo XXI, cambiaría su vida. Los paisajes vitícolas del norte de Italia, y en particular las nieblas del Barolo, lo convencieron de que merecía la pena dejar el mundo de las finanzas por el del vino. Sumiller por  Milán, se la jugó abriendo en 2004 una tienda de nombre casi marciano para la mayoría de madrileños de aquellos años. Hoy Enoteca Barolo es un centro de peregrinación de vinófilos de toda clase. Para ellos Miguel Prohens no deja de buscar joyas en Italia y fuera de Italia, afanándose en el difícil arte de la negociación. Aunque no lo parezca, le gusta más navegar que la trufa blanca del Piamonte.

Ángel Fontes

Nacido en Madrid, con estudios de Ingeniería de Montes y vínculos familiares con la viticultura manchega, Ángel Fontes no dudó un instante en comprometerse con su amigo Miguel Prohens para levantar Enoteca Barolo. Aficionado escrupuloso antes que profesional estricto, Fontes sabe colocarse en la posición del que compra para, desde ahí, ofrecer la botella idónea según la circunstancia. Adora el champán y los vinos clásicos, y no deja de interesarse por nuevos estilos, incluidos los más vanguardistas y radicales (biodinámicos, naturales o espumosos ancestrales). Dirige, cada viernes y con mano firme, la mesa de cata de la Enoteca.

Gema Moreno

Gema Moreno Díaz, jefa de compras de Enoteca Barolo, comenzó a relacionarse con el vino, como ella misma explica, “por pura curiosidad”. Nacida en el madrileño barrio de Carabanchel, trabajaba en el Club de Gourmets de El Corte Inglés de Serrano cuando las botellas de vino de los anaqueles despertaron su atención. Aprendió, al principio, haciendo preguntas sin complejos (es un sistema que sigue practicando diariamente), participando en catas, aprovechando cursos de formación y viajes a bodegas. El Curso de Sumilleres de la Cámara de Comercio acabó por vincularla definitivamente con los mundos del vino. Lo suyo con Enoteca Barolo fue un flechazo. Todavía recuerda con entusiasmo la entrevista con Ángel Fontes. Al día siguiente, corría el año 2004, estaba contratada. Sin ella, la Enoteca hubiera sido otra cosa.

Carmen Prohens

Carmen Prohens estuvo involucrada en el proyecto de la Enoteca desde el primer momento. Veterinaria de formación, bromatóloga y con experiencia en el campo de la microbiología de alimentos, su visión estética (es una apasionada del arte) contribuyó de manera decisiva a perfilar la idea de negocio que su hermano Miguel tenía en la cabeza. Todo lo que guarda relación con la organización y estética de la tienda pasa por ella, desde el orden de las botellas según criterios geográficos hasta los escaparates, el catálogo y cada detalle que ayuda a que Enoteca Barolo sea un espacio confortable. Miembro de la mesa de cata de la Enoteca, acaba de aceptar la propuesta de su hija Marta para hacer juntas el Wine and Spirit Education Trust (WSET).

Juanma Ruiz Casado

Nada de lo que concierne al vino le es ajeno al responsable de catas y actividades de Enoteca Barolo, activo protagonista y prescriptor de la escena vinícola durante más de veinte años. Ha sido redactor y redactor jefe de la revista Sobremesa (Grupo Vinoselección), así como director de la mesa de cata de esta publicación. A lo largo de este tiempo, ha escrito alrededor de un centenar de reportajes, entrevistas y columnas de opinión centrados en múltiples aspectos del panorama vitivinícola de ayer, de hoy y de siempre. Asiduo participante como jurado en concursos nacionales e internacionales, Ruiz Casado ha viajado, y viaja, allí donde una viña tiene algo que decirle, aunque, de poder elegir, prefiere ir a Borgoña, Champán, Jerez y Oporto, no necesariamente en este orden.

Alberto Rodríguez

La última incorporación al equipo de Enoteca Barolo, en octubre de 2019, es un madrileño de nacimiento que se siente zamorano por encima de todo. Fue allí en Zamora donde se crio y donde comenzó a brotar en él el gusto por la cocina y el vino. Titulado por la escuela de gastronomía Le Cordon Bleu, pasó por las cocinas de algunos restaurantes madrileños: Viridiana o Bahía Taberna. Su creciente interés por el vino lo condujo al Curso de Sumilleres de la Cámara de Comercio de Madrid en 2018, donde también cursó el Máster en Comercialización del Vino. Firme partidario de los vinos con peso, ha ampliado su gusto a registros de toda clase, con especial predilección por Francia.

José Carlos Román

Mejor sumiller de Madrid, tercero de España, número uno de su promoción tanto en la diplomatura de la Cámara de Comercio de Madrid como en la del Ministerio de Trabajo, José Carlos Román representa como pocos la vertiente más moderna y rigurosa de la profesión de sumiller. Gestor de empresas del sector del vino y los destilados durante más de una veintena de años, escritor de múltiples reportajes en medios especializados, además de uno de los catadores más atentos del país, Román ha mantenido una estrecha relación con la Enoteca, para la que desempeñó labores de asesoría hace algún tiempo. Sobre él recaerá la gustosa responsabilidad de conducir las riendas de Barolo Spirits, nuestra nueva tienda dedicada al mundo de los más exquisitos espirituosos.